Montealto


Divisa

Montealto

Propietario

Agropecuaria Montealto S.L.

Representante

-

Señal

Horquilla en ambas

Fincas

Montealto, Cabanillas de la Sierra (Madrid), Los Vaenes, Navalafuente (Madrid)

Procedencia

Domecq Díez (Algarra) y Domecq Solís (Ventorrillo)

Antigüedad

29/04/2006

Antecedentes

Esta ganadería se creó en el año 2000 al ingresar sus propietarios en la Unión de Criadores con un lote de setenta vacas y dos sementales, reses adquiridas a las ganaderías de Luis Algarra y El Ventorrillo, ambas de origen Domecq. Este lote se incrementó poco después con más reses de las mismas ganaderías. La ganadería de Luis Algarra Polera es una de las más consolidadas derivaciones de la ganadería de Juan Pedro Domecq Díez, a quien compró un importante lote de reses en 1975. La ganadería de El Ventorrillo se formó en 1992 al comprar Francisco Medina a Domingo Hernández la antigua ganadería de Luis da Gamma, creada ésta en 1885. El señor Medina varió el hierro y sustituyó el ganado por 150 vacas y cuatro sementales de don Juan Pedro Domecq Solís, quien había heredado de su padre parte de la ganadería, a la que añadió reses de su tío don Salvador Domecq Díez.

Encaste

DOMECQ

El fundador de esta estirpe de ganaderos, Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio, compró a principios de 1930 la ganadería del Duque de Veragua a Manuel Martín Alonso, quien se había hecho con el hierro ducal dos años antes. Juan Pedro hizo caso de las recomendaciones que le dio el también ganadero Ramón Mora Figueroa y entre 1930 y 1931 adquirió al Conde de la Corte cuatro sementales, Llorón, Carabello, Chucero y Bodeguero, así como dos puntas de vacas. Tras el fallecimiento del fundador, en 1937, se encargó de la ganadería su hijo, Juan Pedro Domecq y Díez, quien añadió reses de Mora Figueroa, con sangre Conde de la Corte y García Pedrajas, ambas de origen Parladé. Los toros de este encaste suelen ser bajos de agujas, finos de piel y de proporciones armoniosas. Las encornaduras tienen un desarrollo medio, pudiendo crecer en forma de gancho o gatillo (engatillados). El cuello es largo y descolgado, el morrillo bien desarrollado y no tanto la papada. Los pelos predominantes son negros, colorados, castaños y tostados. Pueden aparecer los jaboneros y ensabanados por la influencia de la casta vazqueña. En cuanto al comportamiento, este encaste conserva la cualidad de ir a más. Se arranca pronto y lo hace galopando, con alegría y fijeza en los trastos de torear. Dado que el legado de Juan Pedro Domecq y Díez terminó en 1975, algunos de los muy numerosos criadores que le compraron ganado han conseguido desarrollar un tipo de toro con características físicas y de comportamiento diferentes, según la personalidad y loa criterios de cada uno de ellos.

Árbol genealógico